D. Ginés en el Via Crucis diocesano: “es importante sacar la fe a la calle”

Las calles de Getafe se llenaron de la devoción de centenares de fieles llegados desde todos los puntos de la Diócesis para rezar el santo Via Crucis -el primero de esta Cuaresma- junto al obispo de Getafe, D. Ginés García Beltrán, y las imágenes de Jesús del Gran Poder, llegado desde Navalcarnero y de Nuestra Señora de la Soledad, patrona de Parla, en la noche del pasado sábado 14 de marzo. 

En el acto participaron también el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, Pedro Chaparro; los miembros de la Junta de Hermandades organizadora del encuentro; el párroco de la Catedral, Enrique Roldán; sacerdotes de Navalcarnero y Parla, Fernando Barrón y José Ángel Sánchez, respectivamente, los presidentes de la Cofradía del Jesús del Gran Poder y de la Soledad y decenas de congregantes de estas localidades. 

Juntos fueron caminando y rezando los pasos del Via Crucis acompañando a Cristo y a su Madre en su camino de dolor y pasión que se inició y concluyó en la Catedral de Getafe. 

Antes del Via Crucis los fieles habían celebrado junto a su obispo una eucaristía solemne en la que estuvieron presentes también las imágenes de Jesús del Gran Poder y de la Soledad. 

D. Ginés en su homilía manifestó su alegría por el encuentro y por el acto posterior “el primer Via Crucis de carácter diocesano”. 

“Una iniciativa muy acertada, porque es importante sacar la fe a la calle,  expresar la fe del pueblo” destacó el prelado. 

“Con la mirada puesta en el Jesús del Gran Poder y en su Madre, la Virgen de la Soledad, contemplaremos el camino de Jesús hasta el Calvario” explicó D. Ginés. 

En referencia al Evangelio de Lucas, leído ese día, que narraba la transfiguración del Señor en el Monte Tabor, el obispo señaló que se podía hacer una semejanza con la imagen presente del Cristo del Gran Poder “con una cruz a cuestas, torturado, humillado, que sin embargo llamamos ‘del gran poder’ porque refleja todo el amor y la misericordia de Dios”. 

“Al contemplar a Cristo crucificado tenemos que recordar que es el mismo que apareció en modo glorioso en el Monte Tabor” explicó, añadiendo que siempre junto a Jesús “tenemos que contemplar a su Madre, que vuelve a aparecer en los Evangelios a los pies de la cruz, junto a su Hijo”. 

"La Virgen, bajo la advocación de la Soledad, nos recuerda tantas soledades que hay en el corazón del hombre, en la vida. Soledades que Ella viene a llenar con su consuelo y maternidad” concluyó D. Ginés. 

Antes de iniciarse el Via Crucis y como colofón a la celebración, el obispo bendijo las medallas de los miembros del Consejo Diocesano de Hermandades. 

 

Jornada Mundial de los abuelos y personas mayores

Jornada Mundial de los abuelos y personas mayores
Lunes  26 de julio

La Diócesis de Getafe se une a la Iglesia universal para celebrar por primera vez, el próximo 26 de julio, la Jornada Mundial de los abuelos y personas mayores.

Una jornada instaurada por el papa Francisco en torno a la festividad de San Joaquín y Santa Ana que se celebra ese día. 

El tema elegido para este año es, ‘’Yo estoy contigo todos los días’ (cf. Mt 28, 20).

El tema escogido por el papa Francisco expresa en primer lugar la cercanía del Señor en la vida de cada persona mayor.  Jesucristo es el amigo que nunca falla, el que siempre está presente en nuestras vidas. De manera especial en este difícil momento de pandemia, estas palabras tienen eco en el corazón de tantas personas mayores que han experimentado la soledad y el miedo durante este periodo.

‘Yo estoy contigo todos los días’ es también una promesa de cercanía y esperanza que jóvenes y mayores pueden expresarse mutuamente. De hecho, no solo los nietos y los jóvenes están llamados a estar presentes en la vida de las personas mayores, sino que las personas mayores y los abuelos tienen también una misión de evangelización, de anuncio, de oración y de guía de los jóvenes a la fe, a la que, según expresa el santo Padre en su mensaje, no pueden renunciar.

Además, la Penitenciaría Apostólica concede la Indulgencia Plenaria a los abuelos, a los mayores y a todos los fieles que participen ese día en la Eucaristía y en las celebraciones que se realizarán en todo el mundo. También se concede la Indulgencia a los fieles que dediquen un tiempo adecuado a visitar a sus hermanos mayores necesitados o en dificultad. Los que no puedan salir de casa por un motivo grave, recibirán la indulgencia uniéndose espiritualmente a las celebraciones de este día a través de los medios de comunicación.

La Penitenciaría Apostólica recuerda en su nota las tres condiciones habituales que exige la Iglesia para obtener la indulgencia: confesión sacramental, comunión eucarística y oración según las intenciones del Sumo Pontífice.

 

Leer el mensaje completo

Jornada Pro Orantibus 2021

Jornada Pro Orantibus 2021
Solemnidad de la Santísima Trinidad
Domingo 30 de mayo

La Diócesis de Getafe celebra, unida a la Iglesia universal, la Jornada Pro Orantibus 2021, el domingo 30 de mayo, solemnidad de la Santísima Trinidad.

Este año el lema elegido ‘La vida contemplativa, cerca de Dios y del dolor del mundo’ invita a los fieles a fijarse en la vocación a la vida contemplativa en el marco especial que marca la pandemia de la Covid 19.

En la Diócesis de Getafe existen 12 institutos religiosos de vida contemplativa: Concepcionistas Franciscanas, en Aranjuez; Bernardas Cistercienses, en Boadilla del Monte; Carmelitas Descalzas, en Boadilla y Getafe (2); Clarisas Franciscanas, en Chinchón, Cubas de la Sagra, Griñón y Valdemoro; Agustinas Recoletas, en Colmenar de Oreja, Capuchinas de Santa Clara, en Pinto, e Hijas de María Nuestra Señora en Valdemoro, un remanso de paz en medio del bullicio del mundo, dedicadas a la vivencia del Evangelio, en la oración y en la contemplación.

Ésta es una celebración gozosa para dar gracias a Dios por el don de la vida de los monjes y monjas, que se consagran enteramente a Dios y al servicio de la sociedad en los monasterios y claustros. Es un día también para que todo el Pueblo de Dios ore al Señor por esta vocación tan especial y necesaria, despertando el interés por las vocaciones a la vida consagrada contemplativa.

Los objetivos de la jornada son varios: 1. Orar a favor de los consagrados y consagradas en la vida contemplativa, como expresión de reconocimiento, estima y gratitud por lo que representan, y por el rico patrimonio espiritual de sus institutos en la Iglesia.
2. Dar a conocer la vocación específicamente contemplativa, tan actual y tan necesaria en la Iglesia y para el mundo.
3. Promover iniciativas pastorales dirigidas a incentivar la vida de oración y la dimensión contemplativa en las iglesias particulares, dando ocasión a los fieles, donde sea posible, para que participen en las celebraciones litúrgicas de algún monasterio, salvaguardando, en todo caso, las debidas exigencias y las leyes de la clausura.

En el enlace https://www.diocesisgetafe.es/index.php/diocesis/vida-consagrada se puede consultar la historia de algunas de estas congregaciones –el origen y la llegada a la Diócesis de Getafe- , su carisma y cómo se manifiesta.
Se pueden descargar los materiales en el siguiente enlace: https://www.conferenciaepiscopal.es/jornada-pro-orantibus-2021/

54 Jornada Mundial por la paz

54 JORNADA MUNDIAL POR LA PAZ
1 DE ENERO DE 2021

La cultura del cuidado como camino de paz

La Iglesia celebra unida el próximo uno de enero la 54 Jornada Mundial por la Paz, con el lema ‘La cultura del cuidado como camino de paz’.

En su mensaje para esta jornada, el santo Padre ha querido rendir primero un homenaje a todos aquellos que han perdido un ser querido en la pandemia que ha caracterizado al año 2020 y también a aquellos que han puesto su vida al servicio y al cuidado de los demás.

En nueve capítulos, el papa Francisco explica el sentido profundo de la palabra cuidado, su vinculación con el Creador, la creación y el hombre, su evolución, y la necesidad de educar a las generaciones futuras en el cuidado como camino de la paz.

“La cultura del cuidado, como compromiso común, solidario y participativo para proteger y promover la dignidad y el bien de todos, como una disposición al cuidado, a la atención, a la compasión, a la reconciliación y a la recuperación, al respeto y a la aceptación mutuos, es un camino privilegiado para construir la paz” explica el Papa.
LEER EL MENSAJE COMPLETO

Oración de adviento

ORACIÓN DE ADVIENTO.
Domingo 13 de diciembre,
Basílica del Sagrado Corazón

El Coro de la Diócesis, bajo la batuta de su director, Javier Ávila, celebrará el próximo 13 de diciembre, domingo ‘Gaudete’, el Oratorio de Navidad y una vigilia de oración, que tendrán lugar en la Basílica del Sagrado Corazón (Cerro de los Ángeles) a las 20.30 horas.

El Oratorio, que será presidido por el obispo de Getafe, D. Ginés García Beltrán, ofrece una experiencia única y diferente que va más allá de lo meramente musical.

Este año, debido a la pandemia, no actuará la orquesta diocesana y los miembros del Coro cantarán con mascarilla y con la distancia interpersonal marcada por las autoridades sanitarias.

Lo harán desde uno de los laterales de la Basílica del Cerro de los Ángeles, el lugar celebrativo más grande y espacioso de toda la Diócesis, perimetralmente separado y distanciado del resto de fieles que quieran asistir, en vistas a propiciar un lugar seguro para rezar, escuchar y cantar.

El encuentro contará con una delicada selección de lecturas de la tradición patrística, antífonas y oraciones, escogidas por el obispo auxiliar de Getafe, D. José Rico Pavés, que dialogarán con las intervenciones musicales y los ratos de silencio propicios para la oración personal.

Sin la pretensión de montar un oratorio completo, con sus arias y coros, este año serán interpretadas piezas clásicas y contemporáneas, obras de la tradición navideña inglesa, ‘carols’ y otros géneros antiquísimos, poniendo una mirada especial en la Virgen María.

A ello se unirá una esmerada decoración y la iluminación, que este año serán más austeras y sencillas, pero que, al igual que otros años, servirán para introducir a los asistentes en el ambiente de misterio, y de espera propio del Adviento.

“En esta ocasión no estarán presentes todos los miembros del coro ya que algunos están confinados debido a la covid y otros por causas familiares, pero los que puedan asistir darán lo mejor de sí mismos para que se celebre este acontecimiento diocesano” ha declarado Javier Ávila, director del Oratorio.

Este Oratorio de Navidad permitirá a los fieles diocesanos adentrarse de una manera bellísima en un marco incomparable: la semana de la ferias mayores de Adviento.

Señala Ávila, que “en este año tan especial, marcado por la enfermedad, había que cuidar los signos de la esperanza y ayudar a las personas a entrar en el Misterio de Dios”.

La entrada es libre, aunque al finalizar el acto se ofrecerá la posibilidad de colaborar con el sostenimiento del coro diocesano.

Será obligatorio el uso de mascarilla en todo momento, así como la distancia prudencial interpersonal. Se habilitarán las terrazas laterales superiores para poder disponer de más asientos, siempre respetando el 50% de aforo permitido, que es de 500 personas.