ramadanweb

María Jesús Hernando, delegada de Ecumenismo y diálogo Interreligioso de la Diócesis de Getafe, participó el pasado 10 de junio en un encuentro  en la mezquita de Fuenlabrada, en el que se celebró el Eid Al-Fitr, la gran fiesta de la ruptura del ayuno del mes de Ramadán.
Esta reunión, dirigida por los hermanos musulmanes, fue convocada por el Foro Abraham, asociación para el diálogo interreligioso e intercultural fundada en 2008 por miembros de las tres religiones monoteístas con el fin de buscar la concordia y la paz en medio de la diversidad a través de cultura.
En este encuentro participaron mayoritariamente creyentes musulmanes, así como judíos y cristianos –casi todos católicos–.
El acto sirvió para dialogar acerca de lo que cada uno consideraba más importante en su propia religión y que, sin embargo, suele pasar desapercibido para el mundo.
Los participantes en este debate destacaron la realidad espiritual de la persona y su cercanía con Dios a través de la oración, desde un clima de amor y libertad que, a su vez, lleva implícita la solidaridad y el altruismo.
Los organizadores pidieron a los asistentes enumerar los tres problemas que consideraban más acuciantes en el mundo, y se subrayaron tres realidades: el problema del hambre, el deterioro ecológico del planeta y el mal reparto de las riquezas.
Terminado el debate, llegó la hora del final del ayuno. Los musulmanes realizaron su oración de adoración y acción de gracias a Dios, mientras los demás participantes les acompañaron en un clima de silencio, de oración y de respeto.
Tras rezar, todos los presentes fueron invitados a una abundante y suculenta cena, que tuvo como colofón otro pequeño espacio de oración.
La celebración estuvo marcada por la hospitalidad, la cordialidad, la generosidad y un mayor conocimiento mutuo de las tres religiones que profesan la fe en un solo Dios.
 

 

centenario3