bodasdeorogrande

Centenares de fieles venidos desde todos los municipios de la Diócesis, el obispo diocesano D. Ginés García Beltrán; el obispo auxiliar D. José Rico Pavés; los  auxiliares de Madrid D. Juan Antonio Martínez Camino y D. José Cobo Cano y el arzobispo emérito de Madrid, el cardenal D. Antonio María Rouco Varela, así como decenas de presbíteros diocesanos acompañaron a D. Joaquín María López de Andújar, obispo emérito de la Diócesis de Getafe, en la celebración de sus bodas de oro sacerdotales, el pasado 24 de noviembre en la Catedral.
La misa empezó con una introducción por parte de D. Ginés que hizo un recorrido histórico de la Diócesis de Getafe y remarcó especialmente el paso de D. Joaquín por ella, mostrando su reconocimiento y agradecimiento por toda su labor, desde el año 1991 hasta el pasado febrero de 2018.
D. Joaquín comenzó su homilía con el recuerdo emocionado del día de su ordenación sacerdotal el 30 de noviembre de 1968, en la Parroquia Santo Toribio de Mogrovejo (Madrid) por el entonces obispo auxiliar D. Ángel Morta. Afirmó “que fue ungido por el Espíritu Santo para hacer presente entre los hombres el amor del Corazón de Cristo”.
Se dio cuenta de la desproporción entre el ministerio que se le proporcionaba y su propia debilidad. Y transcurridos estos años siguió ahondando en este misterio tan grande del don y la responsabilidad. Con convicción afirmó que “nunca he tenido ninguna duda de mi vocación”.
Reconoció que “la Eucaristía es todo para la vida del sacerdote y lo ha sido y lo será siempre para mí”, de ahí la elección de la misa votiva de la Eucaristía para celebrar sus bodas de oro.
Recordó con cariño y gratitud que desde su niñez ha estado rodeado de sacerdotes santos que han conducido su vida a Cristo y le han mostrado su inmensa Misericordia.
Todos los fieles se unieron en la Catedral para agradecer la generosa entrega en su ministerio episcopal durante estos fructíferos 27 años.
Al finalizar la Eucaristía. D. Joaquín recibió con aprecio a todos lo que se acercaron para darle personalmente las gracias y mostrarle su apoyo en esta nueva etapa de su vida.

centenario3