misagallocarcelvaldemoroweb

Un centenar de reclusos del Centro Penitenciario de Valdemoro participó el pasado 24 de diciembre en la tradicional Misa del Gallo, preparada por los voluntarios de la Delegación de Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Getafe junto con los internos.
Pablo Morata, delegado de esta área, estuvo acompañado del subdelegado de Pastoral Juvenil, Miguel Luengo, y de dos capellanes que trabajan como voluntarios en el Centro Penitenciario de Valdemoro, José Luis Gómez y Enrique Sanz.
En su homilía, el delegado tomó como referencia uno de los cuadros de la muestra sobre la I Guerra Mundial que está expuesta en las instalaciones de la cárcel, organizada por el área socio-cultural del centro, y que hacía referencia a la tregua de Navidad.
El sacerdote recordó a los internos el tiempo de paz y reconciliación que el nacimiento de Cristo ofrece en sus vidas, “la paz de un Cristo que nace en medio de las trincheras de la prisión y que ofrece una oportunidad de perdón y de renovación”, según el padre Pablo.
Después de la misa, los internos disfrutaron de un breve tiempo festivo para felicitarse la Navidad.

 

 

 

centenario3