rozasweb

El obispo de Getafe, D. Ginés García Beltrán, se ha trasladado hasta el Colegio Seminario de Rozas de Puerto Real el pasado 4 de agosto para acompañar a los jóvenes diocesanos en sus primeras jornadas de formación en la Escuela de Verano.
Para ellos ha tenido palabras de cariño y de aliento, animándoles a aprovechar la oportunidad educativa que cada verano les ofrece la Delegación de Juventud.
También quiso conocerles mejor y se interesó en todo momento por sus anhelos y preocupaciones.

 

En los primeros días de esta escuela los jóvenes que han acudido a ella han podido escuchar también al sacerdote Rafael de Tomás que ha impartido un curso monográfico sobre el misterio del amor humano.

De Tomás, partió de la verdad de que el hombre ha sido hecho para amar y ser amado, y que debe ser consciente de que está necesitado de que se le enseñe para aprender a amar.
Después acercó a los asistentes al amor como introducción a un misterio que sobrepasa al ser humano pero que al mismo tiempo da sentido a la vida y sin el que no se puede vivir.
Junto a Rafael los jóvenes pudieron profundizar y entender cómo el amor tiene significado en niveles distintos: natural, afectivo, antropológico y moral, sin olvidar sus dimensiones eros y ágape que han de darse unidas.
Al mismo tiempo observaron también las manifestaciones que todo ello puede tener en la propia experiencia de la persona, que necesita saber interpretar e integrar el dinamismo del amor para poder llegar a alcanzar el deseo más grande escrito en el corazón del hombre: la plenitud, Dios mismo, que es amor.
La Escuela de Verano de Rozas de Puerto Real concluye el próximo 12 de agosto.

 

centenario3