guadalupe2019web

 

La autenticidad de Jesús fue el modelo de vida que el obispo de Getafe, D. Ginés García Beltrán, propuso a los 200 jóvenes junto a los que participó en la peregrinación anual a Guadalupe, celebrada del 5 al 7 de abril.

 

En el transcurso de la eucaristía celebrada el 6 de abril en la localidad de Alía, el prelado les habló de la nueva exhortación postsinodal ‘Cristo vive’ del papa Francisco, publicada el pasado 2 de abril y dirigida no sólo a los jóvenes, sino a todo el pueblo de Dios.

Este fue uno de los momentos más intensos que vivieron los jóvenes peregrinos en un fin de semana caracterizado por una lluvia que en ningún momento afectó al ánimo, a la alegría y a la convivencia fraternal de los participantes.

En el transcurso del fin de semana también hubo tiempo para la catequesis, la reflexión y el rezo de una Hora Santa dirigida por el sacerdote diocesano Modesto Álvarez, párroco de San Francisco de Sales (Parla).

La peregrinación terminó con una misa de acción de gracias y de clausura en el Santuario de la Virgen de Guadalupe. Presidida por Carlos Díaz Azarola, rector del Seminario Mayor, en ella los jóvenes encomendaron a la Virgen toda la Diócesis y, sobre todo, sus propias vidas. 

En el transcurso de su homilía, el padre Carlos también invitó a los peregrinos a sumarse a la celebración del 25º aniversario de la fundación del seminario diocesano de Getafe.

La peregrinación a Guadalupe es una de las actividades organizadas por la Delegación diocesana de Juventud que cada año da abundantes frutos de fe.

 

centenario3