pergrinacionycdtweb

 

La Basílica del Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles se quedó pequeña durante la celebración vespertina del primer viernes de mes el pasado 4 de octubre ante la masiva presencia de fieles habituales, a los que se unieron en esta ocasión peregrinos de los arciprestazgos de Valdemoro y Villaviciosa de Odón, además de profesores y alumnos del Centro Diocesano de Teología (CDT), que celebraba la inauguración del curso 2019/20.

 

A las 18.00 horas dio inicio el acto de apertura de la nueva temporada académica en los salones del Seminario Mayor, con la lectura por parte del secretario del CDT, Adolfo Galán, de la memoria académica del curso anterior. 

A continuación, el profesor –Doctor en Teología- Javier Ijalba pronunció la lección inaugural, titulada ‘El Corazón traspasado de Cristo, fuente de los sacramentos’. 

Después dirigieron palabras de saludo y orientación el director del CDT, José Ramón Velasco; el vicario episcopal para la Evangelización y la Transmisión de la Fe, Jesús Úbeda, y el obispo auxiliar, D. José Rico, quien declaró inaugurado el curso.

Mientras se celebraba este acto académico, los peregrinos de las parroquias de los arciprestazgos de Valdemoro y Villaviciosa de Odón empezaron a congregarse en el Cerro de los Ángeles. 

Reunidos junto a los restos del antiguo monumento del Corazón de Jesús, sacerdotes y fieles recibieron unas palabras de saludo de parte de los arciprestes Israel Guijarro y Julio Rodrigo, quienes ofrecieron una explicación sobre la importancia histórica del Cerro de los Ángeles y la celebración del Centenario de la Consagración de España.

Posteriormente, los profesores y alumnos del CDT se unieron a los peregrinos para realizar una pequeña procesión por la explanada del Santuario, hasta situarse ante la Puerta Santa de la Basílica, que cruzaron acompañados por el obispo auxiliar y los sacerdotes de los arciprestazgos, tras realizar la estación litúrgica.

Los peregrinos participaron en la celebración de la santa misa, que fue acompañada por los cánticos del coro de la parroquia de Brunete. 

En la homilía, el obispo auxiliar exhortó a centrar la vida en el misterio del amor de Dios revelado en el Corazón de Cristo para impulsar la nueva etapa evangelizadora a la que han llamado los últimos papas. 

D. José concluyó su exhortación proponiendo el ejemplo de san Francisco de Asís, quien se gloriaba de sólo conocer a Jesucristo pobre y crucificado. 

En paralelo, decenas de fieles acudieron al sacramento de la reconciliación administrado por una decena de presbíteros. 

La celebración eucarística concluyó con la exposición del Santísimo, que abrió un tiempo de oración y adoración, coronado con una plegaria dirigida a la Virgen María. 

Recibida la bendición, los fieles regresaron a sus lugares de origen con el corazón encendido y alegres por haber participado, como hijos de la Iglesia, en la celebración del misterio del Corazón de Jesús.

 

Descargar lección inaugural de Javier Ijalba

 

centenario3