ordenados2016

El obispo de Getafe, D. Ginés García Beltrán, y su obispo auxiliar, D. José Rico Pavés, asistieron en la mañana del lunes 19 de abril a la sesión de apertura de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal.

Esta reunión en la participan hasta el viernes 23 de abril los prelados de España fue inaugurada por el cardenal D. Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la CEE.

Omella comenzó saludando a los nuevos obispos y recordando la celebración del Año de san José en el que se inscribía el encuentro, para después señalar la finalidad del mismo: “la reunión de esta semana tiene un perfil programático. El punto central de nuestra Asamblea Plenaria será la aprobación de las líneas de acción pastoral de la Conferencia Episcopal Española (CEE) para el quinquenio 2021-2025”.

“Estudiaremos el documento titulado Fieles al envío misionero. Claves del contexto actual, marco eclesial y líneas de trabajo, que llevamos trabajando los últimos meses, y del que ya se presentó un borrador en la anterior Asamblea Plenaria, en noviembre del año pasado. Con este documento pretendemos responder al reto de la evangelización en la sociedad española actual y señalar las prioridades de la Conferencia Episcopal Española, de sus comisiones y servicios para los próximos cinco años” explicó el cardenal.

El prelado también quiso hacer un análisis de la situación actual provocada por la pandemia y del papel que debe realizar la Iglesia durante la misma y en el futuro ante una sociedad que ha quedado profundamente herida: “en España, el paro ha aumentado y afecta a casi cuatro millones, además de los abultados ERTE, de incierto futuro. Pero los primeros en sufrir el parón de la economía han sido los 8,5 millones de personas que ya se encontraban en exclusión social antes de la pandemia; según el VIII Informe FOESSA, estas personas han visto agravada su situación. Como siempre, quienes sufren más las crisis son los más desfavorecidos, los que tienen menos oportunidades para acceder a los servicios básicos. Entre ellos, sobre todo, los refugiados, los migrantes en situación irregular, las víctimas de la trata de personas, que la pandemia ha invisibilizado”.

Ante esta situación el presidente de la CEE anunció que “la Iglesia va a orar intensamente por nuestros gobernantes y va a hacer todo lo que esté a su alcance para promover las reformas necesarias que, como bien sabemos, empiezan por cada uno de nosotros: no hay cambio social sin una previa conversión y transformación personal”.

Omella continuó insistiendo en el papel de la Iglesia y de los católicos como casa de acogida destacando también la importancia de la labor de Cáritas y aludiendo a las cuestiones que le preocupan al papa: “los mayores, los jóvenes, los migrantes, la promoción de una ecología integral al servicio del bien común y de las personas y la sinodalidad de la Iglesia” entre otras.

En referencia a este  último punto señaló que “tenemos en el horizonte la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que se celebrará en octubre de 2022 con el tema ‘Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión’.

Y continuó “la sinodalidad nos habla de la comunión de las Iglesias entre sí y de la comunión dentro de las Iglesias, de la escucha mutua de pastores y fieles cristianos, todos partícipes del Espíritu. La sinodalidad no es un acto puntual, sino un modo de hacer dentro de la Iglesia, atenta a la voz del Espíritu”.

Y recordó que en España, el camino hacia una Iglesia más sinodal y evangelizadora pasa, entre otras cuestiones “por la Renovación de las estructuras de la Conferencia Episcopal Española, la promoción de la participación de los laicos y  un diálogo que renueva constantemente la Iglesia”.

 

Leer el discurso completo: https://www.conferenciaepiscopal.es/discurso-cardenal-omella/

 

Después del cardenal intervino el nuncio de su Santidad en España, Mons. Bernardito C. Auza: https://www.conferenciaepiscopal.es/saludo-nuncio-apostolico-espana/ 

 

En el orden del día también estaba prevista la elección del nuevo presidente de la Comisión Episcopal para las Comunicaciones Sociales, tras el fallecimiento, el pasado 28 de enero, de Mons. Juan del Río, nombramiento que ha recaído en Mons. Juan Manuel Lorca, obispo de la Diócesis de Cartagena.

 

 

A lo largo de toda la semana se tratarán otros temas de estudio

-La Asamblea Plenaria estudiará las líneas de acción pastoral de la Conferencia Episcopal para el quinquenio 2021-2025. La Comisión Episcopal para los Laicos, la Familia y la Vida presentará un informe acerca de la eutanasia y el testamento vital y la propuesta de una nueva redacción de testamento vital.

-También informará sobre el Año “Familia Amoris Laetitia” (19 de marzo de 2021-26 de junio de 2022) convocado por el papa Francisco en el 5º aniversario de la publicación de la exhortación apostólica Amoris Laetitia y sobre la consulta acerca de la “Pastoral de Mayores”, a instancias de Roma.

-La Comisión Episcopal para la Liturgia presentará para su posible aprobación el ritual de exequias; el Misal y el Leccionario para las misas de la Bienaventurada Virgen María; y la traducción de los textos Litúrgicos de la Memoria libre de la Bienaventurada Virgen María Loreto.

-La Comisión Episcopal para la Educación y Cultura informará sobre los trabajos realizados en diversos ámbitos en relación a la nueva ley educativa. Como es habitual en la primera Plenaria del año, se aprobarán las intenciones de la Conferencia Episcopal Española del año 2022 por las que reza el Apostolado de Oración-Red Mundial de Oración del Papa.

.