ordenados2016

La Conferencia Episcopal Española presenta la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia católica en España 2019, elaborada por la Oficina de Transparencia de la CEE -que dirige Ester Martín-, en la que se muestran los datos sobre la actividad económica de la Iglesia y se presenta su labor en los diversos ámbitos.

Entre otros datos se ofrece las cifras de la asignación tributaria registrados a favor de la Iglesia en la Declaración de la Renta de 2020. En esta parte económica se detalla, además, el destino de este dinero recogido, que se emplea en sostener los fines propios de la Iglesia católica. Estos datos se hicieron públicos el pasado mes de marzo y ahora se dan las cifras definitivas: los contribuyentes asignaron a la Iglesia 301.208.649€ lo que supone un incremento de 16.092.852€ en relación a 2018.

Por otra parte se recoge ampliamente la labor realizada por las distintas instituciones que componen la Iglesia y que arrojan una cifra de más de cuatro millones de personas atendidas en alguna de ellas durante el año 2019, demostrando que la labor de la Iglesia es una realidad en todos los ámbitos y rincones de nuestra geografía.

Uno de los puntos en los que se fija la memoria es en el ámbito de la educación destacando que hay 2.564 centros católicos que dan clase a más de 1,52 millones de alumnos.

En estos centros trabajan 130.925 personas, de las que 106.275 son docentes.

Los 2.433 centros católicos que están concertados ahorran al estado 3.722 millones de euros.

Hay 435 centros de educación especial con 11.450 alumnos.

La asignatura de Religión en el sistema educativo español es una disciplina de oferta obligatoria en los centros educativos, pero de libre elección para los alumnos. 

En 2019, 3.337.917 estudiantes eligieron la asignatura de Religión, impartida por 35.294 profesores.

Por otro lado, 118.596 alumnos cursaron estudios en alguna de las 15 universidades de la Iglesia.

 

Junto a ellos se ofrecen cifras relativas a la labor pastoral, celebración de los sacramentos, anuncio del Evangelio y misión, asistencia en residencias, hospitales, cárceles y sobre todo el ingente trabajo realizado en Cáritas y Manos Unidas.

La acción de Cáritas ha sido posible con la participación de 80.995 voluntarios y 5.571 trabajadores remunerados, que han desarrollado su labor a través los 5.597 centros y servicios. Se han beneficiado 2,39 millones de personas.

Manos Unidas con 5.788 voluntarios, afrontaron 540 nuevos proyectos de cooperación al desarrollo de los que se pudieron beneficiar 1,55 millones de personas. Más de 6 millones de personas son beneficiarias indirectas.

 

Estos datos se pueden leer completos en el enlace: https://www.conferenciaepiscopal.es/mas-de-4-millones-personas-atendidas-centros-socio-asistenciales-iglesia-2019/