La Iglesia celebrará los días 30 de junio y 1 de julio la Jornada Mundial de la Caridad del Papa, conocida como el Óbolo de San Pedro, en la que se invita a las parroquias a hacer una colecta para que los fieles participen solidariamente del ministerio del sucesor de Pedro, el santo padre Francisco.

Con este motivo, el vicario general moderador de Curia, D. Javier Romera, ha escrito una carta, por indicación del obispo de la Diócesis, D. Ginés García Beltrán, dirigida a los sacerdotes y a los fieles diocesanos en la que les recuerda la importancia de esta jornada y su significado, y de que la colecta de ese día se mantenga o vuelva a hacerse con renovado impulso.

“El Óbolo de San Pedro es la expresión más típica de la participación de todos los fieles en las iniciativas del Obispo de Roma en beneficio de la Iglesia universal. Es un gesto que no sólo tiene valor práctico, sino también una gran fuerza simbólica, como signo de comunión con el Papa y de solicitud por las necesidades de los hermanos”, afirma D. Javier.

Parafraseando al papa Francisco, insiste en que “la caridad está en el centro de la vida de la Iglesia y es verdaderamente su corazón”.

“Recuerdo encarecidamente a los párrocos y rectores de iglesias, así como a todos los fieles, que esta colecta imperada para todo el mundo católico se hace en la Jornada Mundial de la Caridad del Papa. En nuestra Diócesis la realizaremos el sábado 30 de junio y el domingo 1 de julio”, destaca Romera.

  Descargar la carta

centenario3