historiajamwebEl salón de actos del Colegio Maximiliano Kolbe (Villanueva de la Cañada) acogerá el próximo viernes 12 de enero, a las 18.00 horas, la proyección de la película ‘La historia de Jan’ y una charla posterior con sus protagonistas: Jan, un niño con síndrome de Down, y sus padres, Bernando Moll y Mónica Vic.
Este filme es un claro ejemplo de cómo darle la vuelta a una situación y convertirla en un hecho amoroso y recíproco, en el que los padres son los verdaderamente afortunados por haber tenido a un ser tan entrañable y adorable como Jan.
La película recoge las imágenes grabadas por sus padres durante seis años y ha sido financiada a través de donativos particulares.
“Hubo mucha gente involucrada en el proyecto desde el principio. Pedimos 30.000 euros y llegamos hasta los 34.000 en un plazo de 30 días. Luego entraron A Contracorriente Films y el productor Enrique Cerezo y, gracias a ellos, hemos podido terminar la película y estrenarla en cines”, señala Moll.
Las entradas, que tienen un precio de tres euros, se pueden comprar en la secretaría del colegio en horario de 9.00 a 17.00 horas. El dinero recaudado será destinado a pagar parte de la financiación de la película.
Sinopsis
Jan nació el 4 de noviembre de 2009. La inesperada noticia de que tenía síndrome de Down hizo que su padre se pusiera a escribir un blog y a grabar a su hijo, para compartir su experiencia y poder superar sus miedos.
‘La historia de Jan’, resultado de ese blog y de esas filmaciones durante seis años, refleja una muestra de superación y de aceptación desde el optimismo, el sentido del humor y la ternura.
A diferencia de otras parejas, Bernando Moll y Mónica Vic supieron que el pequeño Jan tenía síndrome de Down tras nacer. La forma de enfrentarse a la noticia, el camino para asimilarla, la aceptación y cómo les afecta a cada uno de ellos y a su relación con el otro son algunos de los temas que sobrevuelan esta película.
A través de grandes dosis de esfuerzo y mucho amor, los padres de Jan buscan normalizar y dar visibilidad a este desconocido mundo.
El mensaje es claro y directo: lo que para unos padres en principio es recibido con miedo, dudas e incertidumbre, poco después se convierte en algo extraordinario.
La noticia de recibir a un bebé con síndrome de Down invita a otras personas en la misma situación a afrontarlo con firmeza y alegría.

centenario3