beatificacionguadalupewebEl obispo de Getafe, D. Ginés García Beltrán, participará en la ceremonia de beatificación de Guadalupe Ortiz de Landázuri, científica perteneciente al Opus Dei, que tendrá lugar en el Palacio de Vistalegre (Madrid) el sábado 18 de mayo, a las 11.00 horas.

Guadalupe Ortiz de Landázuri nació en Madrid el 12 de diciembre de 1916 y falleció en Pamplona, con fama de santidad, el 16 de julio de 1975.

Quienes coincidieron con ella recuerdan que era una trabajadora incansable, una mujer de fe inquebrantable que supo perdonar las ofensas más doloras con comprensión.

Buscaba a Dios en su trabajo y a lo largo del día. Se sabía mirada por Él y por la santísima Virgen. 

Siempre que podía hacía breves visitas al sagrario, para hablar a solas con Jesús sacramentado, a la vez que pensaba en sus alumnos, al preparar con rigor y dedicación las clases. 

Tenía muchas amistades, a las que dedicaba tiempo y sus mejores energías, sin descuidar a quienes convivían con ella, a las que atendía con mucho cariño.

El 5 de marzo de 1950, por invitación de san Josemaría, fue a México para llevar el mensaje del Opus Dei a esas tierras. Iba muy ilusionada con el trabajo que se haría en este país, bajo el amparo de la Virgen de Guadalupe. 

Se matriculó en el doctorado de Ciencias Químicas, que había empezado en España. 

Con quienes la acompañaron, puso en marcha una residencia universitaria. Fomentaba en las residentes que tomaran en serio su estudio y les abría horizontes de servicio a la Iglesia y a la sociedad de la que formaban parte. 

Destacaba su preocupación por los pobres y por los ancianos.

Entre otras iniciativas, creó con una amiga —médico de profesión— un dispensario ambulante: iban casa por casa en los barrios más necesitados, pasando consulta a las personas que allí vivían y facilitándoles los medicamentos gratuitamente. 

Impulsó la formación cultural y profesional de campesinas que vivían en zonas montañosas y aisladas del país y que muchas veces no contaban con la instrucción más básica.

Guadalupe tenía un gran corazón y un carácter resuelto, que procuraba dominar esforzándose por expresarse con delicadeza y suavidad.

Éstas y otras virtudes le han hecho merecedora de un reconocimiento especial por parte de la Iglesia, que se concreta en su próxima beatificación en Madrid. 

 

Para conocer mejor la vida de Guadalupe: 

https://multimedia.opusdei.org/reports/guadalupe/es/

 

 

 

centenario3