Antinomias pascuales

Por José Rico Pavés
-Obispo auxiliar de Getafe



    Afirma Blaise Pascal en uno de sus Pensamientos que “en Jesucristo se concilian todas las contradicciones” (P 241 [257]). En el mes que acoge la primera luna llena de la primavera, cuando los campos verdean y las flores anuncian en los árboles frutos venideros, la celebración de la Pascua nos hace entrar, de manera siempre nueva, en la paradoja (¡misterio!) de la salvación: la muerte, muerta; la derrota de la Cruz es la victoria definitiva sobre el pecado; para rescatar al esclavo, se entrega el Hijo; el Crucificado es el Resucitado. Como si la Liturgia pusiera voz a los acontecimientos, hemos asistido en el último mes a sucesos dramáticos que nos han vuelto a recordar que “muerte y vida lucharon, y la muerte fue vencida”.
    La avalancha de barro que sepultó la ciudad de Mocoa (Colombia), los enfrentamientos armados en la región del Kasai (Congo), las revueltas en Venezuela, los atentados terroristas en El Cairo (Egipto), en Estocolmo (Suecia), en París (Francia), o en Irak, la guerra en Siria y la creciente tensión internacional, hacen siempre necesaria la tarea que el Papa Francisco ha propuesto el miércoles santo, a las puertas de la celebración del Triduo Santo: “A todos nos hará bien detenernos delante del crucifijo, mirarlo y decir: ‘Contigo nada está perdido. Contigo puedo siempre esperar. Tú eres mi esperanza’. Y cuando nos pregunten por nuestra sonrisa donada y por nuestro paciente compartir, entonces podremos responder que Jesús está todavía aquí, que sigue estando vivo entre nosotros, que Jesús está con nosotros, vivo y resucitado”.
    Los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo han llenado las meditaciones y homilías del Papa en el último mes. Desde ellos, ha seguido completando las catequesis sobre la esperanza y se ha invitado con palabras y gestos a ser testigos de Cristo resucitado. Significativa ha sido la visita pastoral a Carpi y Mirandola, poblaciones golpeadas por los terremotos hace cinco años, para testimoniar el afecto y cercanía de la Iglesia a todos los afectados. Palabras de ánimo han recibido los niños del Hospital pediátrico Bambino Gesù de Roma, y los jóvenes que participaron en la vigilia de oración preparatoria de la Jornada Mundial de la Juventud.
    Tres cartas significativas ha firmado el Papa en las últimas semanas: la dirigida al cardenal Kevin Farrell, Prefecto del Dicasterio para los laicos, la familia y la vida, para preparar el IX Encuentro Mundial de las Familias, que tendrá como tema El evangelio de la familia: alegría para el mundo y se celebrará en Dublín, a finales de agosto de 2018; la enviada al X Forum para el futuro de la agricultura; y la destinada al obispo de Asís, ante la próxima inauguración del Santuario de la Expoliación.
    Intensa ha sido la acogida a grupos variados, como los miembros del Pontificio Colegio Español de San José, de Roma, con motivo del ciento veinticinco aniversario de su fundación, ocasión propicia para recordar a los sacerdotes que completan su formación en las universidades romanas que deben huir siempre de la tentación del carrerismo. A los participantes en el Capítulo General del Orden de Clérigos Regulares Somascos, les ha recordado que el rasgo característico de su carisma es el cuidado de los últimos siguiendo el método pedagógico de su fundador, san Jerónimo Emiliani. A los participantes en un Congreso sobre Lutero 500 años después, les ha exhortado a eliminar prejuicios y “contar la historia de una manera diferente”. De desarrollo humano integral ha hablado con los que han conmemorado el 50 aniversario de la encíclica Populorum Progressio. El Papa también ha saludado a una delegación de líderes musulmanes de Gran Bretaña, invitándoles a realizar el trabajo “de la oreja”, o sea, escucharnos. Las antinomias pascuales nos recuerdan cada año la verdad de las palabras del ya citado Pascal: “Sólo por Jesucristo conocemos la vida y la muerte. Fuera de Jesucristo no sabemos lo que es nuestra vida, ni lo que es nuestra muerte, ni Dios, ni nosotros mismos” (P 396 [417]).


En breve

-Vigilia de oración
El Papa y los jóvenes celebraron una vigilia de oración en la víspera del Domingo de Ramos, preparando la Jornada Mundial de la Juventud

-Cercanía a los afectados
Francisco realizó una visita pastoral a Carpi y a Mirandola, dos lugares golpeados por el terremoto hace cinco años, para mostrar su cercanía y afecto.

-Colegio Español
Cumple 125 años el Colegio Español de San José, en Roma, y el Papa ha recibido en audiencia a los responsables del centro, y a los residentes actuales y anteriores.

-50 aniversario
Una conferencia internacional sobre el desarrollo humano integral ha conmemorado en Roma el aniversario de la encíclica Populorum progressio.


centenario3