Ficha

Nombre oficial de la Orden/Congragación/Instituto: Misioneras Agustinas Recoletas
Fecha de establecimiento en la Diócesis: Mayo de 1991
Dirección postal: C/ San José, 34 - Barrio la Fortuna (Leganés)
Teléfono: 91 619 77 87
Página web: www.misionerasmar.org
Actividad/Misión: Residencia de la curia general de la congregación

Historia

Historia de la congegración: 

En el año 1930, Mons. Francisco Javier Ochoa, OAR, busca entre las Agustinas Recoletas contemplativas de España a hermanas que estén dispuestas a colaborar activamente en la misión de Kweiteh Fu (China).
Emprenden esta tarea misionera las madres Esperanza Ayerbe de la Cruz, Mª Ángeles García de San Rafael y Carmela Ruiz de San Agustín.
En 1935, respondiendo al pedido de Mons. Ignacio Martínez, OAR, en diversos conventos de Agustinas Recoletas contemplativas de España, salen a trabajar en la misión de Lábrea (Brasil) las madres Adelaida Miguel de la Transfiguración, María Díez Ulzurrun del Sagrario y Vicenta Fernández del Buen Consejo.
En 1940 ,las madres Esperanza y Carmela regresan a España con el fin de abrir un noviciado para formar hermanas para la misión de China. Ante la imposibilidad de enviar neoprofesas a China por la guerra, abren casas en España y en Colombia, con el permiso de la superiora general de Filipinas, a las que habían sido incorporadas por la Santa Sede, desde 1936.
El 18 de enero de 1947 se produce la erección canónica como congregación diocesana con el nombre de Agustinas Recoletas Misioneras de María.
En 1955, se incorporan a esta congregación las Agustinas Recoletas Terciarias, de Cali (Colombia).
El 5 de junio de 1964, la congregación obtiene el decreto de Alabanza y, con él, la aprobación y la confirmación del texto constitucional.
En el capítulo especial de 1969, al adaptar y renovar las Constituciones, se aprueba el nuevo nombre de Misioneras Agustinas Recoletas.
Fundador: Monseñor Francisco Javier Ochoa Ullate, OAR
Cofundadoras: Mª Esperanza Ayerbe de la Cruz, Mª Ángeles García de San Rafael y Mª Carmela Ruiz de San Agustín.

Carisma

El carisma de la congregación

Las Misioneras Agustinas Recoletas son una congregación misionera, de Derecho Pontificio. Viven en comunidad fraterna y en continua interioridad. Estos tres rasgos, tal como la Iglesia los reconoce en su carisma, constituyen su identidad específica y quedan recogidos en su propio nombre.
Como misioneras, son llamadas a potenciar el compromiso de su bautismo y de su consagración religiosa, cooperando a la extensión y dilatación del Cuerpo de Cristo, para llevarlo cuanto antes a la plenitud (Cf. Ef 4,13).
Su carácter misionero les exige una total disponibilidad a fin de procurar que la Iglesia muestre cada día mejor a Cristo entre fieles e infieles, anunciando su mensaje de salvación y repartiendo su bondad y sus consuelos a las gentes más necesitadas: “Extiende la caridad por todo el orbe, si quieres amar a Cristo; porque los miembros de Cristo están por todo el orbe” (San Agustín). Como Agustinas, viven la vida religiosa en la Iglesia según el espíritu de San Agustín, expresado en su Regla, en su doctrina y en su vida. Su santo propósito es el de habitar unánimes y concordes en la casa del Señor y tener un alma sola y un solo corazón en Dios, sin llamar propia cosa alguna, sino teniendo todo en común a imitación de la primitiva comunidad cristiana de Jerusalén, viniendo a ser como un sacramento por el que Cristo revela el misterio de Dios y de la Iglesia a todos los hombres.
Es el Espíritu quien, por el amor derramado en nuestros corazones (Rom. 5,5), crea la unidad entre ellas con el Padre y el Hijo mediante el vínculo de la paz.
Como Recoletas, son fieles al espíritu de la Recolección agustiniana. Recolección es un proceso continuo de recogimiento y de conversión del hombre que, desparramado por la soberbia en la dispersión de las cosas temporales, retorna por la gracia mediante la purificación de la humildad hacia sí mismo, hacia el hombre interior, donde habita la verdad, para ser iluminado por Cristo, Maestro interior sin el cual el Espíritu Santo a nadie ilumina, y donde encuentra a los hermanos.
Recolección es también espíritu de silencio para escuchar la Palabra de Dios que habla al corazón en la soledad; es atención concentrada y amorosa a esa palabra en la contemplación y en la meditación; es espíritu de oración, trato y diálogo filial con el Padre y con su enviado Jesucristo. Es espíritu de abnegación, de austeridad, de penitencia y de renovación interior a imagen del hombre nuevo que es Cristo, es anhelo de participación en la cruz del Señor, para contemplar su Pasión.
Presencia actual en el mundo: Las Misioneras Agustinas Recoletas están presentes en España, México, Ecuador, Colombia, Perú, Brasil, Argentina, Venezuela, Cuba y China. Su carisma se concreta en los siguientes apostolados: misiones, pastoral parroquial, pastoral educativa, pastoral de salud, pastoral social, pastoral de santuarios y pastoral de la tercera edad.

Presencia

Presencia en la Diócesis de Getafe

Cuenta con una comunidad en el barrio de la Fortuna, en Leganés. Por ser la casa general, la labor que se desempeña es de servicio de gobierno a la congregación.

centenario3