Ficha

Nombre oficial de la Orden/Congragación/Instituto: Hermanitas del Sagrado Corazón de Carlos de Foucauld
Fecha de establecimiento en la Diócesis: 17 de enero de 2002
Dirección postal: C/Jacinto Benavente, 10 - 7-3. 28970 HUMANES DE MADRID
Teléfono: 91 604 95 12
Página web: www.carlosdefoucauld.es
Actividad/Misión: Presencia contemplativa y misionera en el barrio con actividades de voluntariado en el medio de los enfermos e inmigrantes

Historia

Historia de la congregación

“Las hermanitas del Sagrado Corazón de Jesús tienen la vocación especial, primeramente, de imitar a Nuestro Señor Jesucristo en su vida de Nazaret, de practicar la adoración del Santísimo Sacramento y vivir en países de misión”. Así empieza el reglamento que el Beato Carlos de Foucauld escribió para las Hermanitas del Sagrado Corazón que él mismo quiso fundar.
Diecisiete años después de su muerte, se entrega este reglamento a una belga viuda, Alida Carpart Macoir (Hermana Marie Charles de Jesús), con quien se reúnen otras mujeres jóvenes que desean consagrarse a Dios, siguiendo las huellas del Hermano Carlos, de quien habían descubierto la vida por el libro de René Bazin.
En agosto de 1933, se reúnen en un pueblo del sur de Francia, para vivir juntas, tomando toman el nombre de Hermanitas del Sagrado Corazón.
Actualmente, tienen fraternidades en Argelia, Bolivia, Francia y España.

Carisma

Carisma de la congregación

Unidas a todos los miembros de la familia espiritual de Carlos de Foucauld, quieren gritar el Evangelio con toda su vida.
Su vida de Hermanitas del Sagrado Corazón es una vida religiosa en comunidad fraterna, contemplativa y misionera en Nazaret; una vida eucarística, con la adoración diaria; una vida en la Iglesia, abierta a todos los hombres y mujeres; una vida en lo ordinario de la existencia humana compartida con los que sufren, los excluidos, los marginados, los rechazados… para vivir con ellos la esperanza, dejándose salvar ellas mismas con ellos.
La oración es un verdadero compromiso con la humanidad, sobre todo la que sufre. La Virgen María, en la Visitación, es modelo de su misión.

centenario3