carmelitasweb

El arzobispo emérito de Madrid, el cardenal D. Antonio María Rouco Varela, presidió el pasado 3 de diciembre una eucaristía en la capilla de las madres carmelitas de Boadilla del Monte para iniciar juntos el tiempo litúrgico del Adviento.
Rouco estuvo acompañado en la celebración por el párroco de San Cristóbal y capellán de ese convento, D. Julio Rodrigo.
En la homilía, el cardenal habló a las religiosas de cómo “Dios no ha dejado solo al hombre”.
“Se ha metido en su camino. No nos deja, ni nos dejará. Y cuando la Iglesia le espera, viene. Cuando los corazones están llenos de la gracia de Cristo, todo cambia”, explicó.
Tras la eucaristía, el cardenal pasó a la clausura del convento para compartir con las religiosas una conversación amena, cercana y espiritual.

 

 

centenario3