nuevocursoteologiaweb

El obispo auxiliar de Getafe, D. José Rico Pavés, celebró el pasado 2 de octubre la misa de inauguración de curso del Centro Diocesano de Teología (CDT) en la Parroquia Santa Maravillas de Jesús (Getafe), recordando a alumnos y profesores la importancia de no perder “la capacidad de asombro”.
En su homilía, D. José hizo “aplicación” de las lecturas del día, considerando, como dice el Vaticano II, que la liturgia, y más en concreto la participación en el don eucarístico, es fuente y cima de la Iglesia, de donde brota todo bien para la vida espiritual.
“Debemos tener en cuenta al principio del curso académico lo que es el principio y la meta y, por supuesto, la ayuda para el camino”, señaló el prelado.
“El libro de Job nos enseña que en nuestras clases, si no nos cuestionamos, no avanzamos. Hemos de procurar no perder nuestra capacidad de asombro y saber que sin oración, sin reflexión, no hay progreso en el estudio de la Teología. Estudiando tengo más deseos de adhesión a Dios”, añadió D. José.
El obispo auxiliar continuó ayudando a la reflexión sobre el Evangelio y animando a los presentes a cumplir la voluntad del Padre y a hacerla cumplir a los demás.
“Encomendémonos cada uno a nuestro Ángel Custodio, cuyo día celebramos hoy, el curso y el deseo de estudio, nuestra determinación de cumplir la voluntad de Dios nuestro Padre”, concluyó D. José.
Tras la eucaristía tuvo lugar el acto académico en el salón de actos, que comenzó con la lectura de la memoria del curso anterior y continuó con una magistral lección que impartió el sacerdote y doctor en Teología Manuel Vargas Cano de Santayana, profesor de Introducción a la Sagrada Escritura en el CDT, que disertó sobre la voluntad de Dios en la obra del padre Luis de la Palma.
Con la fórmula oficial por parte de D. José quedó inaugurado el curso 2018-19.

 

 

centenario3