bodasdeoroweb

El Cerro de los Ángeles se convirtió en el epicentro de la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. La abundante lluvia, que acompañó toda la jornada, no impidió que miles de fieles acudieran al Santuario desde las 7 de la mañana hasta las 3.00 hohras de la madrugada. Desde las 7.00 hasta las 20.30 horas se celebraron diez eucaristías en el Santuario del Sagrado Corazón, y otras dos en el convento de las Madres Carmelitas.

 A las 10.00 horas se retransmitió para Radio María la Misa presidida por el P. Luis Fernando de Prada, director de la cadena católica. A las 13.00 horas presidió el obispo diocesano, acompañado por el obispo auxiliar, D. José Rico, por el obispo emérito, D. Joaquín Mª López de Andújar, por los señores vicarios José Mª Avendaño, Javier Romera, Enrique Conde y Ramón García, así como más de un centenar de presbíteros. Entre ellos, los que conmemoraban sus bodas de oro sacerdotales: el propio obispo emérito Joaquín María López de Andujar y Cánovas del Castillo, Santiago Gómez San Román, Jesús Juan Juan, Antonio Lizana Lago y Mariano Lozano García; También los que festejaban sus bodas de plata: Ángel Corella Malo, José Julio Fernández Perea y José Juan Lozano Carrasco. Al concluir la celebración, D. Ginés hizo entrega a cada uno de los homenajeados de una medalla conmemorativa con la imagen del Corazón de Cristo.

 

bodadeplataweb

Monseñor García Beltrán agradeció en su homilía la entrega de estos hermanos sacerdotes. También recordó que el Corazón de Jesús es el mayor signo de la misericordia de Dios, modelo y referencia para el ejercicio ministerial. Animó a los presbíteros presentes a ser hombres de Dios: "El pueblo nos quiere hombres de Dios, pastores según su corazón; servidores solícitos y fieles, auténticos, disponibles y misericordiosos. En el misterio del corazón de Cristo encontramos la medida de nuestro ministerio, la razón más profunda de nuestra vocación, la escuela donde aprender y el hogar donde descansar de nuestras fatigas y soledades”.

Recordó también a todos los presentes dónde se encuentra el secreto de la vida sacerdotal: "No olvidemos que nuestra fuerza no está en las cualidades personales que cada uno tiene, ni en los éxitos pastorales; no está en la juventud, ni en la hoja de méritos por el tiempo trabajado; no está ni siquiera en el ministerio concreto que se nos ha encomendado. Nuestra fuerza está en Él, sólo en Él, y nuestra paga en poder ser sus testigos y sacramentos de su presencia".

El prelado concluyó su intervención anunciando la petición realizada a la Santa Sede para que sea concedido a la Diócesis un año jubilar con motivo del Centenario de la Consagración de España al Sagrado corazón, cuya celebración comenzará el próximo 2 de diciembre, primer domingo de Adviento.

Por la noche, a las 22.00 horas, tuvo lugar la habitual “Oración del Obispo con los jóvenes” que se celebra cada segundo viernes de mes, con la peculiaridad de que tuvo lugar en el recinto del Cerro. Varios centenares de fieles participaron en la Hora Santa, que fue retransmitida por Radio María. Desde las 23.00 hasta las 3.00 horas se prolongó la adoración del Santísimo por parte de diversos grupos convocados por “jóvenes por el Reino de Cristo” (JRC) en la Iglesia de las Madres Carmelitas.

 

 

 

 

 

centenario3