admistidosaordeneweb

El obispo de Getafe, D. Ginés García Beltrán, presidió el pasado 14 de diciembre en la Parroquia Santa Maravillas de Jesús el rito de admisión a las Órdenes sagradas de los seminaristas Javier Vacas, Miguel Ángel Rodea, Adrián Castilla, Daniel Navarro, Ignacio de Loyola Ruiz, Rafael Marina, Régis Lepoutre y Daniel González.
Con esta admisión, estos jóvenes concluyen la etapa llamada discipular -en la que han cursado sus estudios de Filosofía- y comienzan la fase configuradora, en la que de la mano de los estudios de Teología están llamados a identificarse con Cristo buen pastor. Solicitar la admisión y recibirla por parte de la iglesia implica una confirmación de su llamada al sacerdocio.

 

El obispo diocesano manifestó en la homilía que este evento es “un signo de esperanza en medio de este adviento”, y una prueba de que “Dios sigue llamando a hombres a seguirle más de cerca, como ha llamado siempre”. Recordó a los muchos jóvenes asistentes que “la felicidad, no nos engañemos, no está en un coche, ni en una casa… eso llena el bolsillo, pero no el corazón. La felicidad está en hacer la voluntad de Dios”. En este sentido, subrayó la fórmula  del salmo responsorial del día, que afirmaba: “dichoso el hombre que pone su confianza en el Señor”. “Abrazaos al Señor -les dijo D. Ginés- porque Él os sostendrá siempre”.
Al hilo de la memoria litúrgica de san Juan de la Cruz, recordó que “en Cristo Dios nos lo ha dado todo”, e invitó a los candidatos a "entrar en la espesura, es decir, en la cruz, que no es una maldición, ni una necedad, sino sabiduría, fuerza, porque en la cruz está el crucificado, el signo más grande del amor”. Por último, recordó en sus palabras la necesidad de que los candidatos al sacerdocio y los presbíteros ya ordenados vivan “con un oído puesto en Jesús, y el otro en el pueblo, para llevar a los hombres lo que reciben de Dios”.

La multitudinaria celebración concluyó con un magnífico ágape en los salones parroquiales, donde los jóvenes seminaristas -acompañados por sus padres- pudieron saludar a familiares, amigos y fieles de sus parroquias que quisieron acompañarles en esta festiva jornada.

 

centenario3