gineslasalleweb

El obispo de Getafe, D. Ginés García Beltrán, presidió el pasado 7 de abril en Griñón una multitudinaria misa con motivo del  tricentenario de la muerte de san Juan Bautista de La Salle.

El prelado estuvo acompañado de los Hermanos de La Salle de Griñón y de Madrid, de vecinos del pueblo, de religiosas de distintas congregaciones de la Diócesis de Getafe, de antiguos alumnos de la casa de formación y del colegio y de otros miembros de la comunidad educativa.

En un clima de solemnidad, piedad y religiosidad, D. Ginés resaltó la santidad y la entrega del fundador del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, cuyo objetivo era educar humana y cristianamente a los niños y a los jóvenes, hijos de los artesanos y de los pobres, que no tenían posibilidades de recibir educación. 

D. Ginés destacó que “el justo La Salle se dejó llenar del Espíritu y, lleno de Dios, dio testimonio de fe y de caridad”. 

El obispo insistió, parafraseando al papa Francisco, en la necesidad de “enchufarse a Dios” y “ser originales y no fotocopias”.

El prelado señaló como idea central el tema de la educación concebida como una obra de arte que tiene que llegar al corazón, e insistió en que ésta “tiene que ser humanizadora, integral, dialogante y evangelizadora. La Salle escuchó, dialogó, atendió a los alumnos y siguió el ejemplo que dio Jesús a sus discípulos cuando les dijo: ‘Dejad que los niños se acerquen a mí’”.

D. Ginés terminó la homilía felicitando a los Hermanos por su labor educativa y evangelizadora en la Iglesia y en el mundo y, en concreto, en Griñón, donde llevan educando desde hace más de cien años. 

Por último, el pastor diocesano invitó a todos los asistentes a dar gracias a Dios por el testimonio de san Juan Bautista de La Salle y pidió nuevas vocaciones para hermanos y lasalianos comprometidos. 

Para finalizar la celebración, los niños que asistieron con sus padres fueron llamados a subir al altar y a acercarse al obispo cantando el himno de La Salle, ‘He escuchado yo tu voz, oh, mi Señor’, que resultó profundamente emotivo para todos.

 

centenario3