navalcarnerosagradocorazonw

 

Decenas de fieles de Aldea del Fresno, El Álamo, Navalcarnero, Sevilla la Nueva, Villa del Prado, Villamanta, Villamantilla y Villanueva de Perales, los municipios que conforman el arciprestazgo de Navalcarnero, peregrinaron hasta el Cerro de los Ángeles para celebrar el Año Jubilar concedido a la Diócesis de Getafe con motivo del Centenario de la Consagración de España al Sagrado Corazón.

 

Acompañados por el obispo diocesano, D. Ginés García Beltrán, y por los sacerdotes de las parroquias de los municipios del arciprestazgo, los fieles atravesaron la Puerta Santa y celebraron la eucaristía en la Basílica, con el objetivo de, cumplidas las condiciones, lucrar la indulgencia plenaria.

En su homilía, D. Ginés, animó a todos los peregrinos a poner en el centro de su vida el Corazón de Jesús. “El Corazón de Cristo es el Corazón de Dios del que mana el amor, es la fuente de toda misericordia, del que se alimentan sus discípulos”, afirmó.

“Los apóstoles se alimentan de su palabra, son instruidos con su ejemplo y así terminan teniendo con Él un mismo corazón”, les dijo el prelado diocesano.

D. Ginés también les invitó a que fueran testigos creíbles con sus vidas, siguiendo el ejemplo del Maestro, de ese amor ante el mundo y la sociedad de hoy en día.

El coro de Villa del Prado, con sus magníficas voces, contribuyó a solemnizar el acto.

Después de la ceremonia, los peregrinos compartieron algunos momentos distendidos con su pastor y se hicieron fotos con él.

Al regreso a sus hogares, los asistentes testimoniaron en los autobuses la alegría del encuentro vivido y, sobre todo, el carácter cercano y afable del obispo diocesano.

 

centenario3