encuentrosacerdotesweb

El sexto encuentro de seminaristas y sacerdotes de la Diócesis de Getafe se celebró el pasado 3 de mayo en el Cerro de los Ángeles en un ambiente de fraternidad y amistad sacerdotal.

Dado que la finalidad principal era festejar el 25º aniversario del Seminario Nuestra Señora de los Apóstoles, la jornada contó con la participación de D. Ginés García Beltrán, actual obispo de Getafe, y su auxiliar, D. José Rico Pavés, así como del obispo emérito, D. Joaquín María López de Andújar; el obispo de Cádiz y Ceuta y primer rector del Seminario, D. Rafael Zornoza, y el actual responsable de este centro, D. Carlos Díaz Azarola.

D. Joaquín quiso dirigir unas palabras de agradecimiento a todos los presentes y dedicó un emocionado recuerdo al que fuera primer obispo de Getafe, D. Francisco José Pérez y Fernández-Golfín, ya fallecido, quien puso en marcha el Seminario Mayor “que tantos frutos ha dado”.

El obispo emérito también destacó que el Seminario diocesano “ha sabido mantener a lo largo de estos años el espíritu de entrega al pueblo, de amor a Dios y  a la Iglesia”.

Por su parte, el obispo auxiliar, D. José, destacó el carácter “peculiar” de frescura y simpatía de los presbíteros formados en el Seminario de Nuestra Señora de los Apóstoles y compartió con los asistentes algunas anécdotas de su llegada a la Diócesis.

D. Rafael, primer rector del Seminario Mayor, también quiso comenzar su intervención recordando algunas anécdotas junto al primer obispo de Getafe, su amigo y su inspiración, de quien destacó su profunda espiritualidad y su testimonio.

El actual obispo de Cádiz y Ceuta se mostró muy agradecido por la invitación a compartir este momento tan especial para la Diócesis de Getafe.

El último en intervenir fue el actual rector del Seminario, Carlos Díaz Azarola, que enumeró las principales celebraciones de este año por el 25º aniversario y que invitó a todos los sacerdotes a renovar la ilusión por su ministerio y a vivirlo con mucha alegría.

Después de estas palabras hubo lugar para un breve coloquio entre los sacerdotes y seminaristas. A continuación, D. Ginés presidió la eucaristía solemne en el Santuario del Sagrado Corazón de Jesús.

En su homilía, el prelado diocesano mostró también la alegría por la celebración del 25º aniversario del Seminario Mayor. 

"El Seminario tiene una historia corta en el tiempo, pero fecunda en sus frutos", dijo, y animó a los sacerdotes a poner a Jesús en el centro de sus vidas y a entregarse por Él. 

“Conocer y responder al Señor lleva toda la vida, porque nos busca cada día y estamos llamados a responderle cada jornada”, afirmó D. Ginés.

“Es necesario escuchar el Evangelio, acogerlo, conservarlo y predicarlo. Lo mismo con la vocación. Primero hay una llamada y luego, una respuesta. Sobre esta llamada debe estar asentado nuestro sacerdocio", les recordó el pastor getafense.

D. Ginés recordó a los asistentes las palabras que el papa Francisco dirigió al Seminario el pasado mes de febrero, en la audiencia en la que les recibió por el 25º aniversario: “No dejéis la oración, no dejéis a Cristo. Y en el centro de la oración, la Virgen. Cerca del pueblo, para no caer en el clericalismo. Y cerca del obispo”.

El obispo terminó sus palabras citando la ‘Novo milenio ineunte’, para “mirar el pasado con agradecimiento, el presente con pasión y el futuro con esperanza”.

Después de la festiva celebración, a la que estaban invitados todos los fieles de la Diócesis, los seminaristas y los sacerdotes terminaron el encuentro con una comida fraterna.

 

 

centenario3