patxienrusiaweb

Cinco jóvenes universitarios de la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción (Valdemoro) han viajado hasta Moscú, acompañados del sacerdote diocesano Patxi Bronchalo, con el objetivo de colaborar en la Casa de las Misioneras de la Caridad en la capital rusa.

Este centro es un orfanato que se ocupa de niños con síndrome de Down, autismo y otras discapacidades psíquicas.

Estos jóvenes misioneros de la Diócesis de Getafe están compartiendo el día a día con las hermanas. Rezan, celebran la eucaristía diariamente y después se dedican a la atención y al cuidado de los niños con juegos, paseos, la oración y el servicio de comida. 

También están colaborando en las tareas del hogar, como limpiar, pintar o cocinar. Además, realizan un reparto de comida por las calles de Moscú a personas sin hogar.

Cada tarde, después del trabajo hay un tiempo especial de adoración al Santísimo con las religiosas.

En Moscú, la Misioneras de la Caridad poseen otra casa en la que atienden a personas que viven en la calle, a las que ayudan a salir de las adicciones como el alcohol y la droga. En los próximos días, los jóvenes diocesanos también se trasladarán hasta este centro.

 

centenario3