SE ABRE EN MADRID LA CAUSA DE CANONIZACION DE CINCUENTA Y SEIS MARTIRES



El pasado día 8 de marzo se abrió en Madrid la causa de canonización de cincuenta y seis mártires del siglo XX.  Es la primera de sacerdotes seculares de Madrid junto a algunos familiares suyos.  Todos ellos dieron su vida como testigos de la fe en el periodo de tiempo que discurre  de julio a diciembre de 1936.

Al final del segundo milenio la Iglesia ha vuelto a ser  de nuevo Iglesia de los mártires. Y es que aunque la palabra martirio pueda parecer de tiempos antiguos, asociada a las persecuciones del Imperio Romano en los primeros cinco siglos de la Iglesia, lo cierto es que la  Iglesia de Cristo nunca ha dejado de padecer el martirio. Incluso, podemos decir que  en la actualidad ese martirio se ha recrudecido. “La Iglesia siempre ha encontrado en los mártires una semilla de vida. La realidad nos muestra que nuestro tiempo es muy rico en testigos que  han sabido vivir el evangelio en situaciones de  persecución”  (S. Juan Pablo II)

La causa que se abrió el pasado 8 de marzo, así como otras que se abrirán más adelante de mártires de esta persecución,  se instruyen conjuntamente entre las diócesis de Getafe, Alcalá de Henares y Madrid. Esta primera causa que incluye a 20 siervos de Dios de  nuestra diócesis  es de una gran importancia para nuestra Iglesia diocesana que ve a sus primeros hijos mártires, testigos privilegiados de la Pasión de Cristo, caminando hacia los altares. Los siervos de Dios de nuestra diócesis están relacionados con las Parroquias de Aranjuez, Boadilla del Monte, Serranillos del Valle, Pinto, Móstoles, Cienpozuelos. S. Martín de Valdeiglesias, S. Martin de la Vega y el Colegio-Seminario de Rozas de Puerto Real.

Un dato que llama poderosamente la atención es que estando muchos de ellos en la plenitud de la vida, cuando fueron llamados al martirio, se mantuvieron firmes en la fidelidad a Cristo, conscientes de que el Señor Crucificado estaba con ellos y pronunciando muchos de ellos las mismas palabras del Señor en la Cruz: “Padre perdónales porque no saben lo que hacen

Es muy importante  dar a conocer en nuestras comunidades cristianas el martirio de estos siervos de Dios para fortalecer nuestra fe comprendiendo, como nos dice el prefacio de los mártires que  “la sangre de los gloriosos mártires, derramada como la de Cristo para confesar su nombre, manifiesta las maravillas de su poder pues en su martirio Dios ha sacado fuerza de lo débil, haciendo de la fragilidad  su propio testimonio”.

Para todos, un saludo cordial y mi bendición.

centenario3