adoracionweb

El administrador apostólico diocesano, D. Joaquín María López de Andújar, presidió el pasado 27 de enero una misa de acción de gracias en la Catedral Santa María Magdalena para celebrar el octavo aniversario de la Capilla de Adoración Perpetua de Getafe, a la que se sumaron decenas de adoradores y fieles.
A continuación, hubo un tiempo de adoración al Santísimo. Después, D. Joaquín compartió un testimonio sobre la relación con la eucaristía en las diferentes etapas de su vida.
En su infancia, el administrador apostólico vivió la eucaristía como una gran fiesta de toda la familia. “El domingo era un día especial de unidad, cuando íbamos a misa todos juntos, día de alegría y de amor familiar”, señaló.
En su etapa de seminarista, D. Joaquín buscaba sobre todo la intimidad con el Señor, el silencio, y crecer en su relación con Dios a través de la eucaristía.
Después llegaron los años como sacerdote, durante los cuales la eucaristía era el momento más importante del día. Como de “eucaristía y caridad pastoral” definió a esta etapa D. Joaquín.
De su etapa episcopal, D. Joaquín recordó haber vivido las eucaristías más importantes de toda su vida. En su tiempo como prelado vivió “la santidad de la Iglesia”.
“He estado junto al santo Padre, con los jóvenes, con los enfermos y en los momentos más importantes de la Diócesis, en los que he conocido a laicos, a sacerdotes y a consagrados entregados de verdad al Señor”, concluyó administrador apostólico.

 

 

centenario3