santajuanaunaweb

Decenas de peregrinos desafiaron a la lluvia el pasado 7 de abril para realizar la tradicional Marcha de la Santa Juana, un recorrido tras los pasos de Dña. Juana Vázquez, religiosa del siglo XVI, que fue abadesa del Convento de Santa María de la Cruz y que está en proceso de canonización.
La peregrinación comenzó en Numancia de la Sagra (antigua Azaña, pueblo natal de ‘santa’ Juana). Tras pasar por Illescas, de donde escapó de noche siendo adolescente y vestida de hombre, la marcha llegó hasta el Santuario de Santa María de la Cruz, donde encontró refugio y descanso.
Dña. María Jesús encargada de llevar la cruz, era la guía a la que siguieron los caminantes en este recorrido de 15 kilómetros.
En el Santuario de Santa María de la Cruz, su rector, D. Enrique Conde, presidió una eucaristía solemne para concluir la jornada y recordó a los peregrinos que habían ganado la  indulgencia plenaria.

 

 

centenario3