encuentrohoacfamiliaweb

Medio centenar de personas se reunieron el pasado 11 de abril en la Parroquia Cristo Liberador (Parla) para analizar la importancia del trabajo en la vida cotidiana y en el ámbito familiar.
El encuentro, organizado por la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de Getafe, llevaba por lema ‘Familias rotas por la economía’.
Siguiendo la exhortación apostólica ‘Amoris Laetitia’ (‘La alegría del amor’), del papa Francisco, la militante de la HOAC Dña. Gema Martín Santodomingo fue analizando la importancia del trabajo en la vida de las personas y de las familias.
“En esta exhortación apostólica, el Papa habla del matrimonio y de la familia dentro del contexto actual, analizando la influencia que ejerce sobre ellas el contexto socieconómico”, destacó Martín.
La ponente señaló que, “a las crisis habituales que puede vivir cualquier pareja, también se unen las crisis personales que inciden en la pareja, relacionadas con las dificultades económicas, laborales, afectivas, sociales, espirituales”, como señala el Papa en ‘Amoris laetitia’.
Martín se centró en aspectos fundamentales que hacen difícil la vida familiar y la estabilidad de las relaciones, tanto entre sus propios miembros como con el resto de la sociedad.
La ponente reflexionó sobre la relación entre la familia y el desempleo, sobre las condiciones laborales y sobre la pobreza y las migraciones. 
Otro aspecto en el que se incidió en la charla fueron los “elementos tóxicos para el amor y la familia en la cultura capitalista, fundamentalmente la cultura de lo provisorio”, según la cual “se traslada a las relaciones afectivas lo que sucede con los objetos y el medio ambiente”.
“Todo es descartable. Cada uno usa y tira, gasta y rompe, aprovecha y estruja mientras sirva. Después, ¡adiós!”, dijo Martín.
Durante su charla habló también del individualismo exasperado que “desvirtúa los vínculos familiares y acaba por considerar  a cada componente de la familia como una isla, haciendo que prevalezca, en ciertos casos, la idea de un sujeto que se construye según sus propios deseos asumidos con carácter absoluto”.
Durante el encuentro se mostró la necesidad de hacer de la búsqueda de soluciones a los problemas familiares en su relación con el trabajo una tarea propiamente eclesial.
Proponer la visión cristiana de la familia y de su servicio al cuidado de la vida, aprender a mirar y valorar la realidad de las familias trabajadoras a la luz del Evangelio y de la Doctrina Social de la Iglesia, o crear y cuidar espacios abiertos en las comunidades eclesiales donde poder compartir, reflexionar y orar, fueron otras de las conclusiones alcanzadas.

 

centenario3