seminaristasnavalcarnerosie

 

Los seminaristas del Seminario Mayor Nuestra Señora de los Apóstoles, acompañados por su rector, por sus formadores y por su director espiritual, se desplazaron hasta Navalcarnero el pasado 2 de noviembre, conmemoración de los fieles difuntos, para mantener un día de encuentro con los sacerdotes de este arciprestazgo. 

 

Por la mañana, rezaron laudes en la ermita de San José y después se desplazaron a la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción, donde participaron junto a los fieles en la Eucaristía presidida por el párroco de esta comunidad, Fermín Marcos. 

Después visitaron el pueblo, recorriendo la ermita de San Pedro y la de la Veracruz, la capilla de la Virgen de la Concepción y otros rincones de la villa real. 

Sacerdotes y seminaristas también compartieron mesa y mantel en los salones parroquiales. Allí, estos últimos pudieron conocer el testimonio, las experiencias y los consejos de los presbíteros que tienen encomendadas las almas del arciprestazgo de Navalcarnero.

Fermín Marcos compartió la experiencia de fidelidad a su ministerio que lleva ejerciendo 53 años.

Los presbíteros Fernando Barrón y Eloy Menchén también hablaron de su amor al sacerdocio, mientras que el sacerdote congoleño Willy Milayi compartió su labor en el Congo con los niños que trabajan en las minas de coltán.

Los fieles de Navalcarnero agradecieron la visita de los seminaristas, que les permitió sentir cercano al Seminario y poner cara a los jóvenes candidatos al sacerdocio, por quienes rezan con frecuencia.  

 

centenario3