escobuscoweb

El sacerdote diocesano D. Pablo Fernández, párroco en Santa Beatriz de Silva (Leganés), ha creado ‘Escobusco’, un juego de mesa para ayudar a la evangelización de forma entretenida.
Como una forma alternativa de evangelizar, ‘Escobusco’ habla de Jesús mediante un tablero que simboliza la vida de los jugadores, que tienen que responder a diferentes preguntas para que los personajes avancen hasta la meta final. 
En un intento por amenizar la catequesis de un grupo de adolescentes, D. Pablo hizo de un juego improvisado una forma de difusión de la Palabra.
Este sacerdote quiso seguir los pasos de Jesucristo, quien “empezaba con las cosas más cotidianas y terminaba dando su doctrina”.
 
Una herramienta catequética diferente
Los que han jugado a ‘Escobusco’ han quedado sorprendidos ante la novedad del juego, y es que no hablamos de una herramienta de catequesis al uso.
“Yo quería un juego que fuera, por supuesto, catequético, pero la catequesis no entra si no hay humanidad. Entonces, mezclamos preguntas de cultura, deporte, acertijos, humor y ahí va entrando la parte catequética. Como si fuera un encuentro con Jesús”, explica el padre Pablo. 
Para entender el mensaje es necesario descifrar el título: ‘Escobusco’ es un juego de palabras que significa escoge, conoce, busca y comparte.
Esta idea viene de una meditación de un amigo de su creador: “Para escoger, hay que conocer; para conocer, hay que buscar, y cuando te encuentras con Jesucristo, tienes que compartirlo. Es tan maravilloso que no te queda otra”.
‘Escobusco’ es el claro ejemplo lúdico de la misión evangelizadora de la Iglesia, esa Iglesia que no se aleja de la realidad del mundo, sino que se hace más cercana para llegar a todos.
Este juego está dirigido a grupos de clubes juveniles, recomendado para campamentos y convivencias o simplemente para un encuentro familiar o con los amigos.
 
¿Cómo se juega?
Con un tablero con casillas numeradas, ‘Escobusco’ tiene un principio y un final. Cada jugador nunca puede retroceder y las preguntas siempre deben ser respondidas para poder avanzar.
Para jugar, se necesitan dados, un cronómetro y una Biblia.
La misión es llegar a la casilla final con el mayor número de caballeros y ejércitos alistados, así como con el mayor número de preguntas acertadas.
El Escobusco es un personaje, un hombre o una mujer, que te acompaña en el juego de tu vida, que tiene como objetivo encontrar el Camino de la Rosa de los Vientos (la Virgen María).
A lo largo del camino, la cruz aparecerá antes o después, pero en medio de ella está la Rosa de los Vientos.
Como en la vida cristiana, debemos abrazar la cruz con la fuerza de María. 
En el juego también tenemos bonos de fe, para no depender sólo de nuestras propias fuerzas, y una moneda propia (el Esco), que servirá para alistar a tus caballeros ante las batallas de la vida.
 
¿Cómo conseguirlo?
A través de un pedido de material catequético a la editorial PPC, ‘Escobusco’ puede llegar a las parroquias. Se trata de un auténtico juego de fe que acerca al que está lejos de Cristo, y refuerza y reafirma al que está cerca de él.
 
Más información:
Tel.: 91 428 65 90
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

centenario3