santosdosweb

En el mes en que celebramos a todos los santos, hacemos un recorrido por los lugares de la Diócesis de Getafe donde descansan los restos de san Faustino Míguez, santa Maravillas y san Benito Menni  
Son modelos a imitar en sus virtudes y referentes por sus vidas ejemplarizantes; personas que se han dado a los demás por amor a Dios y están en el cielo, y algunas de ellas eligieron nuestra Diócesis para dejar su huella y su legado.
Getafe está de enhorabuena por el recibimiento de un nuevo santo: san Faustino Míguez, un escolapio gallego a quien el papa Francisco canonizó hace tan sólo un mes. Es el fundador del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, congregación religiosa presente en esta localidad.
El cuerpo incorrupto de san Faustino descansa en la capilla del Colegio Divina Pastora (Pº Pablo Iglesias, 5. Getafe), un centro educativo dedicado a la formación en la fe de sus alumnos desde el año 1907, entonces sólo para niñas.
En la actualidad, este colegio, ahora mixto, ha crecido conforme a las demandas de la sociedad, sin descuidar el ideario inicial de su fundación. Por eso ha implantado la dinámica de los Oratorios de Niños para la formación religiosa de los más pequeños y el voluntariado para los jóvenes.
También cuenta con un museo que, a través de fotografías, recoge la historia de la congregación y de su  fundador, san Faustino.
 
Perales del Río y santa Maravillas
A las afueras de Getafe, en Perales del Río, vivió una gran santa, la madre Maravillas de Jesús. Su labor en la Diócesis de Getafe ha dejado la fundación del Monasterio del Sagrado Corazón y Nuestra Señora de los Ángeles, en el Cerro de los Ángeles. Por eso, qué mejor lugar para acoger sus restos mortales que esta localidad.
Su sepulcro se encuentra en el convento de clausura de las Carmelitas en La Aldehuela (Ctra. M-301, km. 7,5. Getafe), un lugar con historia, situado junto al Arroyo Culebro, en un paraje que invita al recogimiento, que cada día atrae a decenas de devotos a venerar a esta santa y en el que se puede asistir a la eucaristía diaria con las hermanas.
 
San Benito Menni, en Ciempozuelos
A pocos kilómetros de Getafe se encuentra Ciempozuelos. Aquí está muy presente la labor de san Benito Menni, el primer santo con el que fue bendecida nuestra Diócesis. La Capilla de los Fundadores, situada en la casa de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús (c/Jardines, 1), cobija el cuerpo de este santo, el precursor de la restauración hospitalaria en España, que hoy ha convertido a esta localidad en pueblo hospitalario.
Gracias a Menni, el Hospital San Juan de Dios y el Hospital Benito Menni, regentados respectivamente por los hermanos de San Juan de Dios y por las Hermanas Hospitalarias, dedican su vida a las personas con enfermedades mentales. Estos dos centros están dedicados a la prevención, al tratamiento, a la rehabilitación y a la reinserción de pacientes y personas mayores con graves trastornos de conducta.
Además, las hermanas cuentan con una residencia en Arroyomolinos, con 240 camas en donde estos pacientes reciben el cariño y la dedicación de las religiosas.
La riqueza de nuestras congregaciones y el patrimonio religioso se lo debemos a ellos. Santa Maravillas de Jesús, san Faustino Míguez y san Benito Menni, tres santos que con su humildad, sus heroicidades y su vida de santidad han marcado la historia de la Diócesis.
 

 

centenario3