noviosrafatomasweb

Una docena de novios de la Diócesis de Getafe participaron el 5 y el 6 de mayo en una convivencia de formación dirigida por el sacerdote D. Rafael de Tomás y dedicada a la Teología del Cuerpo en su relación con la Eucaristía.
El obispo D. Ginés García Beltrán se acercó el último día a la Casa de Espiritualidad Domus Mariae de las Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza (Villaviciosa de Odón), donde tuvo lugar esta actividad.
Durante el encuentro se trató de ver, por un lado, el plan de Dios descrito en el Génesis, descubriendo la belleza a la que está llamado el cuerpo humano y todos nosotros como “personas corporales”, y, por otro lado, cómo la Eucaristía prefigurada en el misterio del principio, en el Génesis, ilumina la propia vocación al amor que los esposos están llamados a vivir.
“Este grupo nació hace dos años con la única pretensión de acompañar a los novios en el discernimiento de su vocación, ofreciéndoles un espacio donde formarse y convivir con otras parejas de novios”, señala el sacerdote D. Rafael de Tomás.

 

Una de las parejas participantes en esta jornada fue la formada por Jordan Balmori y Elena Gallardo, quienes aseguran que asistir a esta convivencia ha sido para ellos “una bendición”.
“Creemos que es muy necesario hablar con franqueza de la belleza del amor en un mundo en el que éste está tan devaluado”, afirman.
“La Iglesia, como madre que es, nos propone una pedagogía para vivir bien el noviazgo y hacer un discernimiento en Dios, aunque muchas veces, por falta de acompañamiento o de orientación, es difícil realizarlo. Charla tras charla, el Señor ha grabado un mensaje en nuestro corazón: podemos querer bien con el cuerpo porque fue creado para entregarse prefigurando la Eucaristía”, cuentan.
“Hemos entendido cómo juntos podemos agradar a Dios con toda nuestra persona, ya que nuestros cuerpos son el templo donde obrar el culto espiritual del que san Pablo habla a los romanos. Ante esto, se nos abre un horizonte de felicidad irresistible”, asegura esta joven pareja.

Otros de los novios que asistieron al encuentro fueron Ricardo Sánchez y Cristina Sentís, que definen al grupo de participantes como “gente muy diversa”, pero donde todos comparten un deseo común: “Llegar a la plenitud a través de nuestra vocación al matrimonio”.
“Esto no es fácil, pero, compartiendo y escuchando experiencias con otras parejas, Dios nos ayuda en nuestra preparación y en nuestro discernimiento”, explican.
“Un momento muy especial de este fin de semana ha sido el poder acercarnos un poco más a nuestro nuevo obispo, D. Ginés, al cual agradecemos mucho su cercanía durante su visita y los muchos consejos que nos ha dado”, explicaron.
 
 

 

centenario3